LA TOJA

Manantiales de belleza y salud dentro de tu hogar

En 1899 se abrió el primer balneario de la Isla de la Toja, Galicia. La leyenda cuenta que a mediados de siglo XIX, un sacerdote abandonó a su asno moribundo en esta isla y cuando volvió lo encontró radiante bañándose entre sus aguas. Esto empujó a abrir el Balneario de la Toja, pionero en nuestro país y el que hizo que lo visitaran miles de turistas que se querían llevar un poco de su agua milagrosa. Así surgió la idea de elaborar los productos Toja, y en 1904 llegó el primer jabón con sales minerales de la isla y con beneficios para la piel y la salud. Poco a poco la línea de higiene personal fue ampliándose a geles, colonias y línea de afeitado. A principios de los 2000, la marca se vendió a Henkel y se amplió su distribución, pero su mentalidad no ha cambiado.

Producto añadido a la lista de deseos